ÚLTIMAS NOTICIAS

Dos minutos fatales

Boca se encaminaba para la primera victoria del campeonato pero en dos minutos de lo dieron vuelta y se vuelve de Buenos Aires con la manos vacías. 

AdriánTorres en contra marcó para el Aurirrojo, mientras q Marcelo Scatolaro en dos minutos lo dio vuelta. El domingo Boca Unidos recibirá a Instituto de Córdoba desde las 17 hs.
El primer tiempo fue parejo sin demasiadas situaciones de peligro. Boca había comenzado bien por izquierda con el Malevo Ferreira y Herrera. Por ese sector llegó una buena jugada que definió Vegetti con un cabezazo que terminó en gol, pero el asistente marcó posición adelantada.
El arquero de Boca no tuvo casi trabajo, algún remate de afuera del área pero sin demasiado riesgo para Giménez. El primer tiempo se fue con tibios aplausos un reflejo de lo que pasó dentro del campo de juego.
El complemento comenzó con la primera emoción y fue para Boca Unidos. Al minuto desborde y centro de Herrera, floja respuesta del arquero y Adrián Torres se de la lleva por delante y marcar en contra de su arco.
Almagro sintió el golpe y le costó reaccionar y Boca se conformaba con la ventaja sin aprovechar los espacios . El local que de apoco se adelantaba en el campo aviso con un cabezazo de Adrián Fernández que se fue muy cerca del poste derecho.
A los 37’ Boca tuvo para liquidarlo, Sosa armó una gran jugada y dejó mano a mano con el arquero al Malevo Malo que decidió eludirlo y Limousin adivino la intención. De esa jugada sale rápido Almagro, pelotazo a la izquierda centro al segundo palo y Scatolaro de primera con un potente y certero remate puso el 1 a 1.
Almagro apoyado por su gente y con el envío de haber llegado al empate fue por más. Dos minutos más tarde, otra vez pelota a la izquierda y centro al punto del penal para que aparezca Scatolaro entre los centrales y sin marca para dar vuelta el marcador.
Boca con todos los nervios a cuestas fue por la heroica y casi lo empata en la última, pero LImousim se lo saco a Vegetti. En la contra lo tuvo para liquidar Almagro y después ya no hubo tiempo para más .

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*